PRESENTACIÓN DEL SEMINARIO

jairo

JAIRO H. CIFUENTES MADRID, Director Académico del Seminario, Coordinador Nacional TELESCOPI Colombia y  Secretario General de la Pontificia Universidad Javeriana

 

El desafío de la globalización en un mundo interdependiente, en el cual el conocimiento está reconocido como base del crecimiento económico, del desarrollo social y de la competitividad de los países, requiere del mayor y mejor aporte de las Instituciones de Educación Superior (IES).

 

Desde hace aproximadamente una década, las IES han alcanzado un especial nivel de importancia política en los ámbitos regionales y nacionales, al formar parte de la experiencia vital de un creciente porcentaje de la población. Muchos gobiernos nacionales identifican claramente a las IES como factores críticos en la solución de los desafíos económicos y sociales que afrontan.

 

Si la educación superior es crucial para el desarrollo sostenible de las sociedades, su pertinencia, calidad y efectividad se convierten en elementos fundamentales de valoración de su aporte. Esta circunstancia hace que las IES aparezcan en las agendas políticas de la mayoría de los países y se les exige que atiendan cada vez más nuevos y complejos desafíos, que se expresan en:

 

  1. la necesidad de una mayor articulación entre la política pública en educación superior y las opciones institucionales, que origina legislaciones nacionales cada vez más reguladoras, y la discusión sobre el carácter de servicio o de bien público de la educación superior;
  2. la atención de una creciente demanda por educación superior especialmente de grupos poblacionales con limitada calidad en su formación previa, con limitaciones económicas para el acceso a la educación superior privada o que compiten por educación superior en IES públicas que enfrentan la contracción del gasto público;
  3. la necesidad de la internacionalización de la investigación, con exigencias de una rápida aplicación en la solución de las problemáticas sociales, y en contexto de restricciones económicas;
  4. una mayor calidad de sus funciones sustantivas cuyos resultados deben ser cuantificables y generadores de beneficios a la sociedad;
  5. una mayor exigencia por parte de los stakehorlders en la diferenciación de los currículos y en los proyectos educativos institucionales, que no se acompasan con la visión más bien homogénea de la IES en los procesos de aseguramiento de calidad, y que implica, por ejemplo, que se exija a IES con vocación profesionalizadora niveles de investigación no apropiados, o que la demanda por educación superior se centre en programas tradicionales denostando la incorporación de programas innovadores y diferenciados, o que los egresados encuentren dificultades para el ejercicio de sus profesiones o en términos de retorno a la inversión, y
  6. un número creciente de nuevos actores públicos y privados en el Sistema.

 

Ahora bien, algunos estudios señalan que las IES, tanto públicas como privadas, presentan lo que podría denominarse un “déficit de gobernabilidad”, entendida esta última como la capacidad de la alta dirección de una IES de articular un proyecto institucional y de llevarlo a la práctica. (Daniel Samoilovich: 2008)

 

Para reducir el déficit de gobernabilidad, las IES, con soluciones ‘in house’ o con el acompañamiento de consultores, se concentran en la realización de diagnósticos que convergen en intervenciones relacionadas con la simple construcción de planes estratégicos formales, sin consideración a una verdadera visión estratégica o a su implementación; el ajuste de su particulares tipos de gobiernos: colegial, jerárquico funcional, centralizado – descentralizado, etc., y la intervención de los modelos de gestión institucional con diferentes y costosos grados de sistematización. Estas intervenciones usualmente dejan de lado la condición sine qua non para alcanzar resultados positivos en ellas: la profesionalización, el mejoramiento y el fortalecimiento del gobierno universitario.

 

A ello se suma la natural complejidad de las IES, descritas por Kurt Weick, como “sistemas vagamente acoplados”. En efecto, las IES son organizaciones sui-generis, con procesos y relaciones funcionales acotadas, aleatorias, ocasionales, discontinuas, lentas y con efectos recíprocos débiles. Instituciones en que las fuerzas de especialización son más importantes que las fuerzas de integración. Su estructura responde a criterios históricos y de la tradición universitaria más que a criterios de la efectiva gestión para el logro de los postulados misionales.

 

Adicionalmente, la gestión en las IES está determinada por las competencias gerenciales que poseen sus cuadros directivos, quienes en la gran mayoría son académicos, elegidos por la comunidad universitaria, no exentos de compromisos políticos y gremiales. Estos directivos, aun teniendo profundos conocimientos en su área científica y un excelente historial docente y de investigación, pueden carecer de competencias, experiencia y conocimientos gerenciales, lo que dificulta el logro del engranaje de los distintos subsistemas universitarios.

 

Por esto, el diseño y puesta en práctica de programas que contribuyan a superar las carencias en los modelos de gobernanza, en las estructuras organizativas y en el de desarrollo de competencias gerenciales en los cuadros directivos universitarios, es una necesidad evidente en las IES, para garantizar la calidad, pertinencia y efectividad de los servicios académicos prestados.

 

En conclusión, los desafíos de un entorno cambiante, competitivo y complejo, aunados a las características tan propias, particulares y únicas de las IES, que impactan tanto su gobernabilidad como el ejercicio de sus actividades en torno a la formación de las personas y al conocimiento, exigen hoy claramente una opción definida por la profesionalización, el mejoramiento y el fortalecimiento del gobierno universitario y de sus autoridades personales y colegiadas de gobierno general.

 

De esta manera las IES se dispondrán de mejor forma para contribuir eficazmente al desarrollo sostenible de las sociedades en que se encuentran insertas y para asegurar su sostenibilidad.

 

Sean Bienvenidos.